ABC Telecomunicaciones

Growth Hacking: qué es, para qué sirve y cómo aplicarlo en tu startup

Esta práctica digital busca que las marcas obtengan grandes resultados en poco tiempo y al menor costo. Conoce todo acerca del Growth Hacking y el abanico de oportunidades que abre para los emprendimientos.

La pandemia aceleró muchos procesos en el mundo. Uno de los más importantes es sin duda la digitalización, que ya venía en crecimiento pero tomó un gran impulso el último año. Y es que, en tiempos de virtualidad, la transformación digital se ha vuelto impostergable no solo para los usuarios, sino también para las empresas.

La plataforma Think with Google realizó un análisis de los aprendizajes del 2020 y señaló que hemos avanzado 5 años en la adopción digital de consumidores y empresas en tan solo 8 semanas. La transformación digital exitosa, indican, depende de tres factores: entender a los consumidores, mejorar la experiencia del usuario e integrar los datos y analizarlos en tiempo real.

La velocidad a la que se ha avanzado en materia digital marca la pauta del ritmo al que vienen desarrollándose una serie de soluciones para los usuarios. Son las profesiones inmersas en el despliegue de estos recursos las protagonistas de la búsqueda de mejores productos y servicios. En este caso, hablamos nada menos que del Growth Hacking.

 

¿Qué es el Growth Hacking?

Se trata de una herramienta ligada al campo del marketing digital con la que se busca conseguir el mayor tráfico de usuarios, ingresos o impactos para una empresa, de manera rápida y con poco gasto y esfuerzo. Dadas sus características, el Growth Hacking está pensado en ser implementado en emprendimientos o startups.

 

 

¿Para qué sirve el Growth Hacking?

 

Visibilidad de la marca

Lo que todos los negocios quieren: tener exposición ante los usuarios. Una buena estrategia de Growth Hacking hará que una marca se posicione en diversas plataformas de Internet.

 

Más participación

Además de visibilidad, las marcas pretenden generar ser reconocidas y estar en boca (u ojos) de los usuarios: es lo que se conoce como engagement.

 

Sorpresas para los cibernautas

El Growth Hacking se vale en gran medida de la creatividad, por lo que esta debe estar afinada si quiere deslumbrar al público y obtener grandes resultados para el negocio.

 

¿Cómo crear una estrategia de Growth Hacking?

 

1. Product-market fit

Es cuando el producto o el servicio ofertado responde a las necesidades del mercado. Esto cobra especial relevancia en etapas iniciales de un proyecto, ya que muchos emprendedores suelen “enamorarse” de su propuesta sin escuchar la real demanda del público.

 

2. Redes sociales.

Estos canales reúnen, hoy en día, a más de 4 mil millones de personas en el mundo. Así que, naturalmente, resulta una obligación utilizar y explotar plataformas como Facebook, Instagram, Twitter y otras.

 

3. Análisis de otros casos de Growth Hacking

Nada mejor que aprender de los mejores. Así que no hay que dudar en seguir los pasos de quienes realizaron campañas exitosas.

 

4. Revisión de tendencias y recursos. 

Además de replicar aquello que funciona, es clave permanecer actualizado con lo último del marketing digital y las estrategias para acelerar procesos.

 

Habilidades de un Growth Hacker

Un Growth Hacker posee un puesto de trabajo de alta responsabilidad: debe tener unos amplios conocimientos en técnicas de marketing y ofrecer resultados sobresalientes, por lo que la experiencia y el aprendizaje adquirido son factores muy valiosos. Se trata de un perfil con las siguientes características:

 

  • Es analítico

  • Es creativo

  • Le gusta ser multidisciplinario

  • Es curioso

  • Es ágil

  • Es persistente

 

Ejemplos de estrategias con Growth Hacking

 

1. Concursos en las redes sociales

Una alternativa es realizar eventos donde se ofrezcan premios (¿alguien se resiste a ganar algo gratis?)

 

2. Pruebas gratuitas

Son el gancho que finalmente llevarán hacia una versión de pago. Otra variante es ofrecer un paquete completo con una duración gratuita de una semana.

 

3. Contenidos libres

Una muestra de esto son los ebooks descargables desde la página web o las redes sociales de una marca. 

 

4. Blogging

El contenido de valor, como su nombre indica, tiene por finalidad aportar algo que genere una ganancia. Explotar el blog de una startup es una excelente iniciativa que se enmarca en el marketing de contenidos.

 

5. E-mail marketing

¿Nunca te topaste con un correo inesperado que derivó en una compra? Los correos siguen siendo una alternativa vigente para captar prospectos.

 

Grandes empresas que hicieron Growth Hacking

 

Dentro del top ten destacan tres casos:

 

  • PayPal y su ofrecimiento de una recompensa de $10 para todas las referencias de clientes originadas por sus usuarios.
  • Hotmail y la inclusión –dentro de los mensajes de correo electrónico de miles de usuarios– de un enlace que prometía otorgar una cuenta de correo gratis en su plataforma.
  • AirBNB y la ingeniería inversa: una integración automatizada con CraigsList para que sus alquileres sean fácilmente promovidos a cientos de personas.

 

Ahora que conoces un poco más sobre el Growth Hacking, ¿te animas a ponerlo en práctica en tu startup?

 

Lo más leído
ABC Telecomunicaciones

¿Qué puedes hacer si pierdes o te roban tu celular?

Más información
Te puede interesar
ABC Telecomunicaciones

¿Qué es la nube?

Más información
ABC Telecomunicaciones

#AprendiendoEnLínea: 5 cursos gratis sobre Inteligencia Artificial

Más información
ABC Telecomunicaciones

Internet de las cosas: 5 cursos online gratis que puedes tomar ahora mismo

Más información