Seguridad

Smishing: 5 datos para entender este fraude informático y evitar caer en él

Algunos puntos claves que te ayudarán a comprender en qué consiste esta modalidad de estafa cibernética y cómo puedes protegerte de ella.

Los ciberdelincuentes, valiéndose de diversas herramientas tecnológicas, buscan vulnerar datos de los usuarios utilizando para ello distintas modalidades. Por ejemplo, el Smishing es una de las más usadas. Por ello, conocerla a detalle es importante para no ser una víctima más.

La agencia Andina reportó que los delitos informáticos se incrementaron durante la pandemia. Esto debido a que más personas comenzaron a hacer uso frecuente de Internet, sobre todo para transacciones digitales en tiendas de comercio electrónico. Además, la suplantación de identidad y el fraude informático −donde se incluye el Smishing− fueron los delitos más denunciados.

Todo sobre el Smishing

Dado que el término puede resultar desconocido para muchas personas, en Hablando Claro te explicamos qué es el Smishing, cómo operan los delincuentes cibernéticos que lo usan, qué nos pueden robar y de qué formas podemos evitarlo. Todo en cinco datos fáciles de comprender:

  1. El Smishing es un tipo de fraude que busca obtener datos privados o credenciales de un usuario suplantando la identidad de una empresa. La principal diferencia con el Phishing o el Vishing es que esta modalidad usa mensajes de texto (SMS) para capturar la información de la víctima que luego será usada para cometer fraudes, robos u otros delitos informáticos.
  2. Mediante un mensaje de texto, el ciberdelincuente pretende ser una empresa de confianza −puede ser un banco o una tienda− para enviar un enlace malicioso con la intención de que lo abra y llene las casillas con datos sensibles. Así, el usuario entrega información personal o de familiares, claves, tokens de apps bancarias, contraseñas de correos electrónicos, etc.
  3. Ojo, en general, los SMS usados para el Smishing tienen un tono alarmista o urgente, además de faltas ortográficas y errores gramaticales. También, los enlaces que contienen estos mensajes poseen caracteres o palabras extrañas. Por ello, te recomendamos no contestar mensajes de números desconocidos ni hacer clic en enlaces sospechosos.
  4. Debido a la evolución de esta modalidad, los ciberdelincuentes ahora pueden filtrar sus mensajes de texto en los mismos hilos de notificaciones que corresponden a cuentas oficiales. Por ejemplo, en un ataque de Smishing lanzado a clientes de un banco, los delincuentes lograron incluir sus SMS fraudulentos en el hilo regular de la empresa.
  5. Si bien la web que simula ser oficial es el destino al que los enlaces en los mensajes de Smishing redirigen, no son los únicos. Algunos también pueden iniciar la descarga de una app desconocida en tu dispositivo. Por ello, si por algún motivo detectas dicha actividad, cancela de inmediato el proceso. Recuerda siempre recurrir a las apps de las tiendas oficiales.

Ahora que ya conoces el Smishing, toma tus precauciones si recibes un mensaje de texto de una fuente de dudosa procedencia. De esta forma, cuidarás tu información personal y te mantendrás a salvo de los ciberdelincuentes.

Conoce más recomendaciones en el siguiente video:

Lo más leído
Seguridad

¿Qué puedes hacer si pierdes o te roban tu celular?

Más información
Te puede interesar
Seguridad

[Columna] Ciberacoso: La importancia del control parental para garantizar una navegación segura para los niños y niñas

Más información
Seguridad

Protege tu información: 4 claves para identificar un sitio web seguro

Más información
Seguridad

Ciberseguridad: 8 recomendaciones para reducir las amenazas internas en tu empresa

Más información
Seguridad

[COLUMNA] Mirar críticamente la tecnología como hábito de seguridad

Más información